Se trata de una vivienda unifamiliar de 400 m² diseñada por los prestigiosos arquitectos Joaquín Torres y Rafael Llamazares. Destaca por sus altos estándares de calidad y por la combinación de técnicas y materiales tradicionales y de vanguardia

Construir una vivienda de lujo totalmente personalizada y adaptada a las exigencias innovadoras del mercado es uno de los sectores por los que cada vez más apuesta la constructora Orthem.

Recientemente, finalizaba la ejecución de un inmueble de diseño exclusivo, al más puro estilo vanguardista y de altos estándares de calidad en la edificación de cada uno de sus espacios. La vivienda emplazada en Boadilla del Monte tiene como eje principal la luz ya que predomina en todas las estancias abiertas de la casa con un diseño moderno e innovador.

El proyecto de esta vivienda de lujo que ha ejecutado Orthem ha seguido las directrices del estudio de arquitectura y urbanismo “A-Cero” que dirigen los reconocidos arquitectos Joaquín Torres y Rafael Llamazares. Uno de los equipos más fuertes de España desarrollando más de 500.000 m² al año en proyectos nacionales e internacionales.

Orthem presenta esta construcción como uno de sus proyectos más recientes de vivienda unifamiliar situada a las afueras de Madrid. Un chalet de 400 m² construidos que se distribuye en dos plantas y que se encuentra emplazado en una parcela de 2.400 m² llana y cuadrada. Destaca por su cuidada optimización del espacio, por su diseño rompedor y por la integración de sistemas domóticos en las distintas estancias de la vivienda.

Siguiendo unos rigurosos criterios de diseño, Orthem ha cumplido con los criterios de crear una vivienda de líneas rectas y en momentos angulosas con el fin de aportar movimiento en cada uno de sus alzados. Así es como se ha conseguido un conjunto de edificación dinámico e interesante con el que conseguir una estética moderna, elegante y robusta.

Para la construcción de esta vivienda de lujo, se ha empleado hormigón texturizado y/o teñido, combinado con la piedra y el vidrio negro. Según describen los profesionales de la empresa, “el hormigón teñido es una opción mucho más expresiva y estética al hormigón gris tradicional sin tener que sacrificar resistencia o durabilidad”. En esta técnica Orthem ha utilizado pigmentos sintéticos especiales que proporcionan un color estable incluso en climas extremos.

Para Orthem, la lujosa vivienda de Boadilla del Monte es un claro ejemplo de proyecto que atesora soluciones constructivas contemporáneas en la que se han combinado técnicas y materiales tradicionales con otros de vanguardia, obteniendo así una vivienda de estilo moderno que respira calidad en su conjunto.